Inicio
INGRESAR    


¿No tiene cuenta de usuario?    Regístrese aquí

Análisis sobre eficiencia de fungicidas contra la Roya del cafeto

Revista El Cafetal, enero 2013
Por Oscar Guillermo Campos-Almengor, Julio César Gento-Reyes, Daniel Santos Colon, José Nery Reyes Maldonado y Rivelino Jasinto Mazariegos
Cedicafé - Anacafé

Investigación mide resultados de siete de ellos y un testigo sin aplicación.

Antecedentes

El potencial de daño de la Roya del café (Hemileia vastatrix) la convierte en la enfermedad más temida de la caficultura mundial.  Debido al origen de las variedades tradicionales de la especie Arábica (C. arabica), como Borbón, Caturra, Catuaí, Pache, Típica, se conoce que todas ellas son altamente susceptibles a la Roya.

Desde su llegada al continente americano, en Brasil 1970, y en Guatemala 1980, las acciones de control de la enfermedad han girado en torno al uso de fungicidas cúpricos y sistémicos. Para lograr buenos resultados en la aplicación de la estrategia química deben considerarse aspectos como: muestreo, época de aplicación, fungicidas específicos, dosis, frecuencia de aplicación, calidad de aplicación, capacitación del personal y calibración del equipo de aspersión.

Además del control químico es vital la integración de otras prácticas como nutrición, manejo y renovación de cafetales, regulación de sombra; y a mediano plazo, el uso de variedades resistentes en las zonas más críticas.

Durante el período de marzo a octubre de 2012 se evaluaron 7 fungicidas, en aplicaciones repetidas de cada uno de ellos. Si bien se recomienda la alternancia, en este experimento fueron repetidas a propósito las aplicaciones del mismo fungicida con el objetivo de evaluar su eficacia individual de control. Nuevos fungicidas serán evaluados bajo este esquema, y los más efectivos serán recomendados para programas de control alternando su aplicación por ingrediente activo.

Evaluación de Fungicidas

La investigación se realizó en la finca “San Jerónimo Miramar”, Patulul, Suchitepéquez, lote “Santa Anita 90”, plantación de la variedad “Pache” de 22 años, 4,000 pies de altitud, 14° 32”59´ Latitud Norte y 91° 9”48´ Longitud Oeste. Temperatura anual promedio 26°C, precipitación pluvial 3,244 milímetros. Se utilizo el diseño experimental de bloques al azar con 8 tratamientos y 4 repeticiones, los tratamientos se indican en el cuadro 1.

Cuadro 1. Fungicidas evaluados para el control de la Roya, Patulul, Suchitepéquez, 2012

Trat. Nombre comercial Ingrediente activo Grupo químico Modo de acción Dosis
producto/manzana
1 Caldo Bordelés Sulfato de Cobre (SC)+ Hidróxido de Calcio (HC)   Contacto 13.2 libras SC
17.6 libras HC
2 Oxicloruro de Cobre Cobre 50% Cobre Metálico   Contacto 5.5 lbs/Mz.
3 Nativo Tebuconazole Triazol +
Estrobilurina
Sistémico 200 g
4 Alto 10 SL Cyproconazole Triazol Sistémico 280 cc
5 Caporal Triadimenol Triazol Sistémico 500 cc
6 Duett Epoxiconazole Triazol +
Carbendazim
Sistémico 350 cc
7 Silvacur Tebuconazole
Triadimenol
Triazol +
Triazol
Sistémico 500 cc
8 Testigo sin fungicida        

 

Calendario de muestreos y aplicación de tratamientos

Se realizaron 4 aplicaciones por tratamiento, iniciando el 18 de abril de 2012, con una frecuencia de 40 días entre aspersiones. A través de muestreos se evaluó la eficacia del control, determinado por el porcentaje de infección de la Roya. Se efectuaron muestreos previos a cada aspersión, y 40 días después de las mismas, y dos muestreos adicionales (6º y 7º) para ampliar las observaciones.

1° muestreo
1a aplicación
2° muestreo
2a aplicación
3° muestreo
3a aplicación
4° muestreo
4a aplicación
5° muestreo
- - - - - - - - -
6° muestreo
- - - - - - - - -
7° muestreo
- - - - - - - - -
17 / 18 abril 28 mayo 09 julio 16 agosto 25 sept. 05 octubre 15 octubre

 

Resultados

Los índices promedio de infección inicial indican que la enfermedad se encontraba bien distribuida en el área de
estudio, condición necesaria para una evaluación objetiva. Los resultados medidos como porcentaje de infección de Roya se analizaron estadísticamente y se presentan en la gráfica 1.

Los datos del segundo muestreo (28 mayo), realizado cuarenta días después de la primera aplicación, muestran a todos los tratamientos con una tendencia a la baja, incluido el testigo sin aplicación (fueron estadísticamente similares). Esto podría explicarse por el descenso natural de la infección de la Roya, como consecuencia de caída de hojas enfermas y viejas en este período, y el nuevo crecimiento vegetativo del cafeto.

En el tercer muestreo (09 julio) los datos muestran diferencias en los porcentajes de infección; los más elevados corresponden al oxicloruro de cobre y al testigo sin aplicación.

En el cuarto muestreo (16 agosto) se observan mayores porcentajes de infección en los tratamientos oxicloruro de cobre, caldo bordelés, Nativo y el testigo. Los fungicidas Alto 100, Caporal, Duett y Silvacur presentan porcentajes de infección estadísticamente más bajos.

Gráfica 1. Curvas de infección (%) por efecto de 7 fungicidas para el control de la Roya y testigo sin aplicación.

 

En los datos del séptimo muestreo (15 de octubre) se observa un grupo de fungicidas con menores porcentajes de infección: “Alto 100”, 9.79% y “Duett”, 10.6%; seguidos de “Caporal”, 18.6% y “Silvacur”, 22.3%. Los otros fungicidas presentaron niveles de infección estadísticamente más elevados: “Nativo”, 44.8%; “oxicloruro de cobre”, 61.4%; “Caldo Bordelés” 68%; y el testigo sin aplicación 71.2%.

  
Planta con Roya                                                                  Planta tratada contra la Roya

 

Conclusiones y Recomendaciones

  • Bajo las condiciones del experimento, el mejor control de la Roya lo ejercieron los fungicidas sistémicos Alto 100 y Duett, seguidos de Caporal y Silvacur. El fungicida sistémico Nativo no mostró un control eficiente.
  • Los fungicidas de protección o preventivos oxicloruro de cobre y Caldo Bordelés no controlaron la Roya, presentando un comportamiento similar al testigo sin aplicación. Esto puede explicarse por el elevado porcentaje de infección inicial de Roya al inicio del experimento (abril), en tal sentido los fungicidas preventivos no deben aplicarse en estas circunstancias.
  • Con estos resultados se confirma que las aplicaciones contra la Roya deben iniciarse en el período abril-mayo.
  • Con base a la observación de la caída natural de la curva de infección de la enfermedad, no se recomiendan aplicaciones muy tempranas (enero-abril).
  • Realizar aspersiones alternando los fungicidas sistémicos más eficientes, tomando en cuenta su eficiencia y costo.
  • Además de los fungicidas, los buenos resultados de control dependen del uso de las dosis recomendadas, muestreo, época de aplicación, personal capacitado, calibración de equipo y buena cobertura de aplicación.